La ciudad de Guayaqul en Ecuador y Ben Delarosa

La ciudad de Guayaquil en Ecuador

La ciudad de Guayaquil

Guayaquil es la mayor ciudad y centro económico de Ecuador, con una superficie de 344,5 kilómetros cuadrados. Guayaquil es también la mayor ciudad portuaria. Casi 2,5 millones de personas viven aquí.

El marisco y la música son imprescindibles. Estos dos factores dan a la ciudad un “alma caribeña”. El clima es tropical húmedo.

La ciudad ha sufrido una enorme transformación en los últimos años por parte de la administración (alcalde). Ahora hay enormes parques y espacios verdes, que son buenos lugares para que los habitantes de la ciudad se relajen en el estrés de una gran ciudad. Cabe destacar el Malecón 2000 a orillas del “Río Guayas” y justo al lado la colina “Las Peñas”, sobre la que se construyó la ciudad.

Guayaquil fue fundada el 25 de julio de 1538 con el nombre de “Muy Noble” y “Muy Ciudad de Santiago de Guayaquil” por el conquistador español Francisco de Orellana. Sin embargo, este lugar ya existía como una pequeña ciudad antes de eso.

En 1600 ya vivían 2.000 personas en la ciudad y en 1700 ya había más de 10.000. En 1687 más de 260 piratas al mando de George d’Hout (inglés) y Picard y Groniet (francés) atacaron la ciudad. De los piratas, 35 murieron y 46 resultaron heridos. De los habitantes de Guayaquil, 75 murieron y más de 10 resultaron heridos. Los piratas tomaron a las mujeres como concubinas. Quito pagó por el acuerdo de no destruir o quemar la ciudad.

En 1709, los capitanes ingleses Etienne Courtney, Woodes Rogers y William Dampier se unieron a ellos con 110 piratas. Sin embargo, luego tuvieron un problema con una epidemia de fiebre amarilla.

El 9 de octubre, un grupo de civiles apoyados por soldados de los “Granaderos de Reserva” arrollaron a los ocupantes reales, en su mayoría sin derramamiento de sangre, y detuvieron a los dirigentes españoles. Guayaquil se declaró así liberada de los conquistadores españoles y se convirtió en una provincia libre de Guayaquil “Provincia Libre de Guayaquil”. Hasta hoy, el 9 de octubre es un día festivo que celebra la liberación de Guayaquil.

El nuevo aeropuerto “Joaquín de Olmedo International Airport”, el mejor aeropuerto de Sudamérica, está situado justo al lado de la estación internacional de autobuses. Hoy en día, se puede volar a cualquier parte del mundo desde este aeropuerto. Sin embargo, como en todas partes, no todos los vuelos son sin escalas. Por ejemplo, una vez volé desde Hamburgo vía Ámsterdam a Guayaquil. Era más barato volar una vez de Hamburgo a Munich y luego a Madrid y directamente a Guayaquil con “Lan Chile”. Los asientos eran un poco más cómodos (espacio para las piernas) que los de las “aerolíneas caras” y la comida tenía “sabor”.

Si quiere visitar las Islas Galápagos, Guayaquil es la forma más barata de llegar. Si vuelas allí desde Quito, haces una parada en Guayaquil de todos modos, así que pagas más.

Quizás debería añadir que Guayaquil, como la mayoría de las grandes ciudades del mundo, está llena de conductores que tienen poca consideración con los peatones. El sistema de autobuses de la ciudad está bien desarrollado y es muy barato. Si no cambias de autobús, sólo pagas 25 céntimos, vayas donde vayas. Así que cada vez que subas a un autobús, pon una pieza de 25 céntimos al conductor (si es posible).

Una visita a la terminal de autobuses “El Gran terminal Terrestre de Plaza Norte” siempre merece la pena. Desde aquí también salen autobuses hacia otros países. Una vez pagué sólo 6 dólares por una excursión de Guayaquil a Perú (zona fronteriza). El viaje duró cinco horas y media. En casi todas las paradas, los “comerciantes voladores” se suben y quieren venderte algo. Ya sea chocolate o dulces o incluso CDs de música. Nunca se aburre durante el viaje.

Si quieres coger un taxi, debes fijarte en las matrículas. Los taxis con cámara de vigilancia tienen matrículas naranjas (ligeramente amarillas). Personalmente, también tomo los taxis privados (no designados como taxis), que suelen ser más baratos tras acordar previamente el precio. Sin embargo, no se lo recomiendo a los turistas. También hay “ovejas negras” entre ellos que hacen llamadas telefónicas durante el viaje y a veces los “ladrones” se suben en la siguiente parada. Pero si quieres una “aventura”, por favor….

Una cosa más sobre los parques: yo vivo cerca del parque llamado “Malecón del Salado”. Está a sólo 10 minutos a pie de mí. A menudo estoy allí cuando realizo ideas en el papel. Es simplemente hermoso allí. Justo al lado se encuentra también la Universidad de Guayaquil y grandes restaurantes.

No hay que perderse los museos: “Museo Municipal”, “Museo Nahim Isaias”, “MAAC” y “Presley Northon”, todos ellos en el centro de la ciudad.

También puedo recomendar un paseo por la colina “Las Peñas”, que es el origen de Guayaquil. Las coloridas casas son hermosas, incluso desde la distancia. Desde allí se puede ver toda la ciudad. Sólo hay 440 escalones hasta la cima. Siempre tomo las escaleras más empinadas del lado del río y enciendo un cigarrillo en la parte superior, lo que siempre molesta a los más jóvenes. Ellos jadean y yo respiro con calma y luego sólo pregunto: “¿Qué?”, con una sonrisa en la cara….

Otra de las principales atracciones es el “Parque de las Iguanas”, un parque en el centro de la ciudad repleto de pequeños lagartos primitivos (iguanas). Merece la pena visitar enormes centros comerciales, como el Mercado Artesanal. No deben temer la comparación con los de Europa. Al contrario. En mi opinión, simplemente tienen un diseño más bonito. No es tan comercialmente frío como la mayoría de los que conozco de Alemania. Mucho más colorido y con muchas plantas exóticas.

Además, hay que visitar el “Parque Histórico”. Este es uno de los puntos más destacados si está en Guayaquil y le interesa la fauna y la flora, así como la historia. Una enorme zona con todo tipo de animales y una gran variedad de plantas, mitad zoo y mitad historia y plantas. No sólo me dieron un café absolutamente delicioso, sino que también me explicaron cómo se prepara el café. No como polvo, sino como extracto (líquido) infundido con agua hirviendo.

En la ciudad de Guayaquil, también hay que visitar la calle “6 de Marzo” durante los dos últimos meses del año. Es mejor hacerlo en compañía de alguien que conozca la ciudad. Allí le sorprenderán las mundialmente conocidas obras de arte de “Años Viejos”, figuras de cartón piedra con todos los temas del mundo.

Y, por supuesto, no hay que olvidar que merece la pena visitar la “Bahía”, un mercado situado directamente en el “Malecón 2000”, con innumerables pasillos estrechos, donde se puede comprar casi cualquier cosa a precios razonables. Pero si no tienes cuidado, rápidamente pagarás demasiado. Pero así es en todo el mundo. Allí se puede comprar de todo, desde gafas de lectura por 2 dólares hasta equipos de música y aires acondicionados. Compro allí con regularidad, pero ya conozco muy bien los precios.

Si coge un coche de alquiler, también podrá admirar las plantaciones de cacao y plátano de los alrededores de Guayaquil.

Así que, eso es todo por ahora….

Si quieres saber más sobre la ciudad y el país, escríbeme.

Publicaciones Similares